En defensa de los derechos de los ciudadanos en internet

En genbeta y en WeblogsSL creemos que estamos en un momento especialmente delicado en cuanto al desarrollo de internet en España. El proyecto de Ley de la Economía sostenible nos ha sorprendido a un gran grupo de ciudadanos, empresas y organizaciones que conocemos, construimos y amamos la internet que tanto valor está aportando a nuestra sociedad. Algunos de los cambios que se han incluido en dicho proyecto pueden transformala e inaugurar en período con menos derechos para los ciudadanos, menos privacidad y menos libertad de expresión, y con una gran inseguridad para las empresas que en ella trabajamos. Algunos análisis de estos cambios los podemos encontrar en Merodeando, El Blog Salmón, Periodistas 21, Netoratón, Público, Enrique Dans o El País.

A la luz de este acontecimiento, hemos participado en la elaboración de un Manifiesto En defensa de los derechos fundamentales en internet”, cuyo texto asumimos y apoyamos como el punto de arranque de una oposición crítica a todos los intentos, vengan de parte de quien vengan, de menoscabar los derechos de los ciudadanos y las empresas en internet a favor de unos pocos.

Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet”

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial – un organismo dependiente del ministerio de Cultura -, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Visto en genbeta

Cuanto petroleo nos queda?

1.- El “oil peak” o comienzo del fin

El “oil peak” es un término de la industria petrolífera que determina el punto medio de las reservas globales de petroleo mundial. Es decir, a partir de este punto, ya hemos quemado la mitad del petroleo existente y a partir de aquí, la producción de crudo solo puede ir en linea descendente.

Uno de los pocos puntos en este tema en el que están de acuerdo ecologistas e industria es que ya hemos alcanzado ese punto.

Alguien podría pensar “bueno, llevamos casi un siglo sacando petroleo, así que nos queda otro siglo” … ERROR:

Primero, la demanda de producción petrolífera lleva décadas creciendo a un ritmo vertiginoso. Para que os hagáis una idea, el año pasado, el apetito petrolífero de China e India, monstruos demográficos (2/5 partes de la humanidad) que están empezando a despertar, creció un 7,5%. Pero no es Asia el  culpable de esta historia, pues si China consume el doble de lo que produce, USA se bebe 4 veces mas barriles de los que factura. Todo el mundo asume que el ritmo de crecimiento de la demanda es totalmente insostenible.

Segundo, no todos lo pozos producen igual ni todos los tipos de petroleo son tan fáciles de extraer. La idea que tiene la gente de un inmenso lago negro subterráneo es totalmente errónea. En la mayoría de las ocasiones los ingenieros deben introducir presión (inyecciones de agua, dióxido de carbono y otros gases) en los pozos para extraer el crudo, y este no se “seca” cuando se acaba la ultima gota, sino cuando cuesta mas seguir extrayendo que lo que vas a obtener por él. Por tanto, no todos el petroleo de la tierra puede ser extraído.

Los pozos petrolíferos tienen una vida útil.

En los años cincuenta, el geólogo Marion King Hubbert estableció una regla de hierro para todo yacimiento de crudo, representada gráficamente por una curva en forma de campana: al principio, el rendimiento va en progresivo aumento hasta alcanzar un máximo; a partir de ahí comienza su declive por una pendiente hasta morir, sin importar los esfuerzos que se hagan para extraer más.

2.- Las reservas de petroleo: el secreto mejor guardado

Es indudable que la ubicación geográfica del petroleo es probablemente la pieza mas importante del universo geopolítico que gobierna nuestro mundo. En un mercado tan sensible como el del petroleo (variaciones de un solo dígito en la demanda provocan bruscos movimientos en los precios del barril), mantener en secreto cuanto petroleo les queda, e incluso falsear los datos para manipular el mercado, es algo absolutamente esencial.

Por esa razón, en el yacimiento mas grande del mundo, Ghawar, en Arabia Saudi, no están permitidas las auditorías. Y es que las incesantes reticencias a aumentar la producción por parte de la OPEP, a pesar del evidente aumento de la demanda hacen pensar a mas de un experto que ya no son capaces de alimentar mas sed negra.

No obstante, tanto secretismo sobre cuanto petroleo nos queda, dificulta la labor de fijar una fecha, pero la mayoría de la gente coincide en que comenzaremos a sufrir serias consecuencias económicas en menos de 25 años.

3.- Consecuencias de la sequía de crudo

Mas allá de la corta mirada del que solo ve el problema en el bolsillo a la hora de llenar el deposito del coche, las consecuencias de la sequía de petroleo seguirán creciendo y pueden ser letales sino modificamos nuestras dependencias energéticas en las 2 próximas décadas.

No olvidemos que, hoy por hoy, todo nuestro tejido industrial depende totalmente del petroleo. Si el petroleo sube de precio, todo sube de precio, pues los costes de producción y distribución se disparan.

Algunas economías que hoy están en la cuerda floja, en una década podrían colapsar, y producirse guerras y conflictos en lucha por los recursos. Este pensamiento, llevado a su máxima expresión, podría señalar hacia la idea de una gran potencia que en manos poco escrupulosas pudiera provocar una guerra contra algún productor de petroleo o algún gran demandante del mismo con tal de apoderarse del recurso o reducir su demanda, y así controlar su precio. No creo que haga falta señalar ejemplos recientes.

4.- Que hacer?

Ante esta visión casi apocalíptica de los próximos años solo existe una salida. La inversión en energías renovables, cuya investigación, afortunadamente esta empezando a dar grandes frutos.

Desgraciadamente, solo cuando el problema toca el bolsillo de la gente, es cuando realmente empezamos a darnos cuenta de lo urgente que resulta cambiar nuestros hábitos.

Pero mas allá de las pequeñas campañas publicitarias de concienciación medioambiental, la población tiene la oportunidad y la obligación de dar el poder a aquellos individuos que se comprometan realmente con este cambio. Hay que sacar el tema energético de los ámbitos puramente medio ambientales para situarlo en primera fila, en la fila de la economía, de la estabilidad de una sociedad global que, si no hacemos algo ya, se vera abocada a un final inminente.